Pedro, comadrón

¿Cómo describir este sentimiento?…  

Y reconozco que no es la primera vez que lo siento…

Voy conduciendo de madrugada por la ciudad, esta va despertando, pocos coches por las calles, gente saliendo de los portales probablemente para ir a trabajar, otros entrando probablemente despidiéndose de una noche loca… Me imagino a la gente que vivirá en esos bloques de pisos, estará durmiendo, amando, sufriendo,…Sin saber que hoy, hace pocas horas, en uno de ellos, ha nacido una niña y ha nacido una madre que la ha parido…


Pongo la radio, hablan de un accidente de aviación, “siempre cosas malas” pienso. ” Pero es que las mágicas, las buenas, no son noticia”, me respondo. Aunque sea hoy en día tan poco frecuente que una madre y una hija realicen ese trabajo inmenso que es parirse ambas en la intimidad de un hogar… Por cierto ¿Qué día es hoy?, ¡anda! Si es 8 de Marzo el día de la Mujer Trabajadora, que oportuno…

Pero es tan poco frecuente, casi un milagro, que una mujer se atreva a trabajar por tener a su tercer bebé con sus propias fuerzas, en su hogar,  después de  que unos cab…alleros le robaron, por dos veces, la experiencia de ponerse de parto, con una práctica de dudosa calificación ética,  profesional y humana. Ocurriendo además que en esta última gestación, esos mismos cab…alleros, la han amenazado con aplicarle unos protocolos de dudosa rigurosidad científica y  talante humano. Pues, a pesar de eso, enfrentándose a esa gran presión, esta mamá y esta niña, estas dos mujeres, han hecho el milagro esta noche.

Y cuantas mujeres habrá, en el mundo, encerradas en sus torres de marfil esperando a que los cab…alleros las liberen de los dragones que las tienen atrapadas, matándoselos.  Y no se dan cuenta que ese dragón es su genuino deseo materno, su libido que las llevaría desear a sus criaturas y a pelear  por el bienestar de estas…¡ Um! ¿Entonces los hombres seriamos sus caballeros del Dragón?, je,je,je…

Qué cosas se me ocurren conduciendo por la ciudad a estas horas después de haber acompañado a una mujer de parto…

¡Andá, si está empezando a salir el sol!

PEDRO. COMADRON.


Los comentarios están cerrados.