Asistencia al parto en casa

El parto en casa es un modelo asistencial válido, tan seguro como el hospitalario, y que responde a las necesidades actuales de un gran número de mujeres, parejas y bebes, desde una perspectiva holística.

El parto en casa está dirigido a parejas que deseen una alternativa al parto en el hospital con el fin de:

  • Ser responsable de su salud
  • Tener derecho y capacidad para tomar sus propias decisiones
  • Asumir que en el nacimiento de su hijo/a la pareja es la principal protagonista.
  • Encontrar en el parto una experiencia íntima, cálida y amorosa.

El nacimiento en el hogar es una alternativa al parto en el hospital. No es un volver al pasado, pues las condiciones sociales, físicas y psíquicas de los futuros padres han cambiado y por lo tanto también ha cambiado el motivo por el cual se escoge esta opción.

La seguridad de cualquier nacimiento requiere cuidados prenatales profesionales capacitados en el momento del parto. La evidencia científica que existe lo avala como igual de seguro o más que el parto hospitalario si está acompañado de profesionales con experiencia.

El parto de bajo riesgo es el único que puede suceder en el domicilio, entendiendo como parto normal el que ocurre en:

        • un embarazo a término en una mujer sana,
        • con el bebe en cefálica
        • entre la 38 y 42 semanas de gestación

 

La asistencia al parto en casa conlleva de manera habitual:

  • Asistencia al grupo de preparación a la Maternidad-Paternidad
  • Consultas mensuales de seguimiento del embarazo
  • Visita a la casa antes del nacimiento
  • Guardias localizadas desde la 38 a la 42 semanas de gestación
  • Asistencia al parto en casa
  • Tres visitas posparto en domicilio, el primer, tercer y séptimo día
  • Consulta postparto en el centro de génesis pasados los 40 días

 

Los comentarios están cerrados.